PRENSA 

La publicidad en prensa resulta adecuada para prácticamente cualquier anunciante. Las posibilidades de la publicidad en prensa son inmensas: anuncios en color, dobles páginas, publirreportajes, módulos en portada, encartes, etc. También permite una excelente segmentación geográfica (periódicos locales, prensa de difusión nacional, ediciones regionales), así como una cierta segmentación demográfica y por intereses o estilos de vida. Contratar publicidad en prensa resulta sencillo, rápido y seguro, ya que las inserciones publicitarias rara vez están condicionadas a la disponibilidad de espacio.

Asimismo resulta una publicidad muy flexible para el anunciante, ya que a lo largo de su campaña puede modificar el diseño de sus anuncios cuando quiera y tantas veces como desee, lo que le permite optimizar su mensaje y su inversión. Una de las principales características de la Prensa es la credibilidad de que goza el medio, así como la profundidad y el rigor con que trata la información. La fidelidad de lectura de la prensa diaria es elevada y son escasas las personas que leen más de un diario al día. Todo esto redunda en un interés especial del lector hacia los contenidos de su periódico preferido y, directa o indirectamente, la publicidad se beneficia de ello.Geafico_Lectores+Diarios

Más información

REVISTAS 

Las revistas son el medio gráfico de mayor calidad, aparecen en kioscos y tiendas con una periodicidad y alcanzan por lo general un nivel más alto de especialización temática.

Están en el tercer lugar en el ranking publicitario por volumen de negocio Para muchos anunciantes las revistas son un soporte habitual debido a sus características:

  • Nivel de especialización: hay distintos tipos de comprador de revistas e incluso de lector de revistas, pero cabe señalar en la mayoría de los casos un punto en común: eligen la publicación por el tipo de información, por los contenidos que incluye. Las revistas suelen especializarse para interesar y mantener a un público que busca ampliar información sobre temas que le motivan.
  • Nivel de estima hacia el medio: quien compra la revista paga un precio que no siempre considera bajo, quien la lee y se interesa por sus artículos puede llegar a coleccionarla, muchos la recomiendan o la enseñan a otros interesados por los asuntos de los que trata.

 

Las revistas se pueden clasificar principalmente por criterios de orientación (para público no especializado, técnicas y de investigación), temáticos (actualidad, economía, deportes, corazón, motor, informática…), periodicidad (revistas semanales, mensuales o de otra periodicidad) y de distribución (venta en kioscos y otros puntos o suscripción).

Dentro de este medio ocupan un lugar propio los suplementos y dominicales, publicaciones que se obtienen al comprar un diario. En general nunca es posible su adquisición por separado, de modo que los periódicos las ofrecen en determinados días de la semana como un complemento e incentivo para la compra. Técnicamente muchas de ellas son revistas, siempre que tengan entidad propia; de hecho compiten con ellas en formato, calidad y como soporte publicitario. Ocupan por sí mismos el sexto lugar en el ranking publicitario por volumen de negocio.

VENTAJAS

  • Mayor calidad de impresión: el papel utilizado y los procesos gráficos, así como una periodicidad más amplia que en el caso de los diarios permiten ofrecer a los anunciantes magníficas condiciones técnicas para sus anuncios.
  • Flexibilidad en las acciones publicitarias: por las mismas razones, estas publicaciones son más flexibles con las formas publicitarias y las acciones que los anunciantes quieren insertar para asegurar el efecto buscado.
  • Buena segmentación del público: en las revistas, la segmentación ideológica no es tan significativa, sin en embargo destacan por la selección demográfica y socieconómica de los lectores. Esto quiere decir que los perfiles de público objetivo (ver epígrafe 7.2.) están mejor definidos por edad, sexo, hábitat, posición en el hogar, actividad profesional, nivel de ingresos y clase social).
  • Menor rechazo publicitario: consecuencia de la relación nivel de especialización de la revista-perfil específico de audiencia. La publicidad provoca probablemente menos rechazo cuanto más orientada está a productos, servicios, marcas y opciones en los que el lector está interesado y esto es posible cuanto más especializada es la revista.

Las formas publicitarias que ofrecen las revistas llamadas “de consumo” se multiplican: anuncio (página, doble página, robapágina, faldón o pié, columna), interior de portadacontraportadasencartes (pieza gráfica independiente que se incluye en el interior de la revista), solapastroqueladosinclusión de corpóreos (regalos promocionales) o de sachettes (muestras de producto).

Más información