RADIO

 

La publicidad en radio es la única que carece de imágenes. Esta circunstancia, lejos de resultar perjudicial, a menudo representa una gran oportunidad para aquellos anunciantes que no quieren o no necesitan mostrar sus productos ni sus instalaciones, o cuya comunicación se centra en aspectos puramente informativos.

Suele ser el caso de empresas de servicios, comercios, pymes y, por supuesto, grandes marcas que simplemente buscan estar presentes en la mente del consumidor.

La publicidad en radio permite una excelente segmentación geográfica y, gracias a la variedad existente de emisoras y programas, es capaz de llegar con mucha precisión a determinados públicos: amas de casa, adolescentes, ejecutivos, aficionados al deporte…

La publicidad en radio, además de resultar económica, permite desarrollar una fuerte presión publicitaria y una gran frecuencia de contactos en periodos muy cortos de tiempo. A diferencia de la publicidad en televisión, la publicidad en radio no sufre las consecuencias del zapping; y en comparación con otros medios, los anunciantes no necesitan competir con nadie, ni en tamaño ni en creatividad, para ganarse la atención del público.

Para resultar atractivas como medio publicitario, las distintas emisoras de radio recogen información sobre el número y el perfil de su audiencia cada cuarto de hora. Esto permite planificar las campañas publicitarias en radio con total control y garantías. Para el medio televisión, puesto que es con diferencia el que más dinero ingresa en concepto de publicidad, este seguimiento de la audiencia se hace minuto a minuto.

 

datos-generales-egm

Más información