GRAN FORMATO (Exterior)

El término publicidad exterior se refiere a muchas y variadas formas de medios en donde se exhiben mensajes de publicidad en gran formato a la audiencia, mientras ésta se encuentra en el exterior (fuera de casa), más abajo hemos listado los productos de publicidad exterior gran formato más comunes que nuestros clientes suelen demandar.

Vallas

Con 24 metros cuadrados de publicidad, las vallas publicitarias son el soporte de publicidad exterior por excelencia: carteles de 8×3 m. capaces de convertir cualquier mensaje en algo grande. Se consigue un elevado índice de notoriedad y su contratación resulta flexible y económica. Las vallas pueden contratarse de forma independiente (a la unidad) por periodos de 1 año, o por periodos de 14 días dentro de paquetes de vallas denominados circuitos. Existen circuitos de cobertura nacional, regional o local, y otros orientados a públicos específicos: niños, jóvenes, empresas, accesos a ciudades…

Al igual que la publicidad en monopostes, la publicidad en vallas de contratación anual resulta apropiada para reforzar la imagen de marca, señalizar la ubicación de un establecimiento o estimular la venta de productos inmobiliarios. Por su parte, la publicidad en circuitos de vallas resulta idónea para campañas promocionales, lanzamientos, comunicaciones masivas, promoción de espectáculos y de eventos, etc.

Las grandes empresas tienden a defender su liderazgo colocando su marca en vallas publicitarias ubicadas en los accesos a las ciudades o en el interior de éstas. Estar siempre presentes en la vida de los consumidores es fundamental para ganarse su confianza.

Monopostes

Gigantescos carteles publicitarios colocados en altura para una perfecta visualización desde cualquier distancia; Impacto y notoriedad. La publicidad en monopostes sobresale en el más amplio sentido de la palabra, y marca la diferencia frente a formatos más pequeños y estructuras menos elevadas.

Generalmente ubicados en las vías de entrada y salida de las ciudades, o en puntos de máxima afluencia de vehículos, los monopostes resultan especialmente indicados para reforzar la imagen de marca, así como para señalizar la ubicación de un establecimiento o estimular la venta de productos inmobiliarios. Los monopostes generalmente se contratan por periodos de un año y circuitos nacionales en los que es posible hacer campañas de corta duración.

Marquesinas

Mupis, Columnas, Quioscos…

Mobiliario urbano al servicio de la publicidad. Los mupis y marquesinas son soportes publicitarios estandarizados que albergan carteles de 120×176 cm. y que están ubicados en las paradas de autobús y en las plazas y vías más transitadas de las ciudades. Cada soporte consta de dos caras retroiluminadas que se contratan de forma independiente. Determinados emplazamientos permiten la contratación de una única cara durante periodos de 12 meses o más. No obstante, la contratación de publicidad en mupis y marquesinas generalmente se realiza por semanas y dentro de paquetes denominados circuitos: conjuntos predefinidos de caras distribuidas por toda la ciudad. En determinadas poblaciones existe la posibilidad de realizar circuitos a medida a partir de 20 caras. También cabe contratar un número reducido de mupis dentro de centros comerciales y de ocio.

Prácticamente todas las ciudades cuentan con mupis, marquesinas y mobiliario urbano publicitario. Cada ciudad suele contar con 10 ó 20 circuitos de similar o idéntico número de caras, y una distribución de emplazamientos equitativa entre sí para no perjudicar a ningún anunciante.

 

Más información