was successfully added to your cart.

Gowex ha mentido pero ¿cuánto?

107488_470x622

Gowex ha mentido pero ¿cuánto?

El caso Gowex me pilló en un corto viaje a París. Pero gracias al wifi (oh, ironía), pude seguir sus primeras y sorprendentes evoluciones de modo que, al llegar a España, me había leído ya el informe de Gotham y las reacciones iniciales de la compañía. Sus 93 páginas no provocan duda alguna: fueron escritas para hundir la cotización de Gowex y, quizá, para ganar mucho dinero poniéndose en corto antes de su publicación –”ponerse en corto” significa, en jerga bursátil, “apostar a que una compañía va a bajar en lugar de subir”–. Pero ojalá éste fuese todo el problema de Gowex. La verdadera crisis de la compañía no se ha producido por una difamación inventada, sino porque el subconsciente del mercado ya tenía dudas suficientes sobre su operativa como para hacerla vulnerable a un ataque.

Aunque las redes sociales faciliten la difamación de personas físicas y jurídicas, creo que una reputación sólida y unas cuentas claras hubieran evitado que un mero informe horriblemente redactado destrozase la vida de una empresa y de sus trabajadores e inversores. Había un problema reputacional latente en Gowex y se ha demostrado por la cantidad de reacciones de compañeros y expertos que estos días han repetido eso de “pues yo ya lo sabía” o “algo raro había ahí”. Y este problema se ha exacerbado por una política de comunicación más que discutible, sin comparecencia inmediata de su fundador y CEO, Jenaro García y con un uso paupérrimo de su cuenta personal en Twitter.

Me gustaría decir que predije la crisis en Gowex. No lo hice. Hace unos pocos años, en 2011, me reuní con García, y me creí todo lo que me contó. Si me mintió, se saltó cada posible radar de embusteros que yo pueda haber desarrollado a lo largo de los años escuchando a gente que exagera notablemente sus logros para conseguir repercusión mediática.

Tras volver a España, y después de un día entero recopilando información sobre este particular, he recibido varios testimonios que hablan de una tradición en la compañía a la hora de inflar sus cuentas y falsear su lista de clientes. En algunos casos, albergo una duda razonable sobre si lo que me han contado es cierto o qué motivos puede haber detrás de mis fuentes. Pero uno de estos testimonios ha sido definitivo para mí. Un directivo que no me ha mentido nunca y que, si alguna vez empieza a hacerlo, confío en que sea por algo mucho más importante, me ha confirmado haber sido informado de que Gowex utilizó a su empresa como referencia ante analistas cuando sus relaciones nunca fueron más allá de una reunión infructuosa.

El problema de la mentira es que, una vez descubierta una con certeza, cualquier acusación adicional resulta mucho más veraz. O, en palabras de Nietzsche: “No me ha trastornado que me mintieses, sino que ya no pueda creer en tí”.

Quizá la conversación más escalofriante sobre Gowex la haya mantenido con una persona que afirma haber trabajado estrechamente con la empresa durante años y con ganas notables de reforzar las tesis de Gotham. Se trata de un profesional del sector con su currículum en Linkedin que no ha dudado en enviarme correos electrónicos y documentación y que, hasta el último momento, ha dudado sobre si ser citado en estas líneas. En algo más de media hora de charla, esta persona arrojó acusaciones duras sobre la compañía, de las que paso a recoger unas cuantas. Esto son afirmaciones ajenas y no he tenido tiempo de contrastar todas, aunque sí algunas. Entre comillas, mis comentarios:

1- Gowex ha insinuado en presentaciones públicas que entre sus clientes se encuentran empresas como Telefónica o T-Systems. No es cierto.(Telefónica me ha confirmado oficialmente que Gowex no ha sido proveedor suyo en España. En el folleto del MAB incorporaban un gráfico en el que se explicaba el modelo de negocio utilizando a empresas que no estaban entre sus clientes como referencia, si bien es cierto que luego no los incorporaban en su lista de principales clientes. Más que ‘mentir’, aquí ‘llevaban a engaño’)

2-  En el folleto para la salida a Bolsa en el MAB había mentiras claras. Cuando la compañía afirmaba, en la página 6 de dicho informe, que “a finales de 2008 se había alcanzado cerca de 50 acuerdos para su plataforma Roaming de Wireless y Móvil con diferentes operadores y nuevos actores”, no era cierto. En aquel momento tenían diez acuerdos como mucho.

3- El mercado neutral que supuestamente era Iber-X no era tal. Era sólo un proveedor de hosting con menos de diez servidores.

4- La facturación de 24 millones registrada en 2008 correspondía en su mayor parte a facturas cruzadas entre las empresas mencionadas en el informe de Gotham, como Seasuntel. En 2008 nadie usaba la plataforma de Gowex y nadie pagaba por ella. Afirmaban tener más de 90 clientes y era mentira. (He tenido acceso a las cuentas de 2008 de Seasuntel y se trata de una compañía con un unico empleado y una facturación de 27 millones de euros. No parece corresponder con la descripción del folleto como: “una operadora con un negocio agente de servicios telefónicos (principalmente en centros de atención telefónica en España y a nivel internacional) y acceso a internet wireless (centrado en España, en particular, en zonas rurales)”, especialmente porque ni siquiera utiliza el dominio www.seasuntel.com que tiene registrado. Lo único que puede hacer pensar que se trata de un negocio real es que en 2005 se registró como operador con licencia A1 por la CNMC”.

5- Los más de tres millones que registró Gowex en dicho folleto en concepto de consultoría tecnológica no eran reales.

6- Los ingresos por subvenciones en proyectos de I+D eran correctos y era la forma habitual de financiación de la compañía durante esos años.

7- Las ventas reales de Gowex durante aquel periodo eran de 1 millón de euros, aproximadamente. El resto se ejecutaba mediante ventas cruzadas.

8- Ernst & Young (EY) participó en la salida de Gowex al MAB. (De ser todo esto cierto, habría que preguntarse si la firma de las Cuatro Grandes no tendría que haber sido más exigente en su momento. La Asociación Europea de Inversores Profesionales (Asinver) ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra Gowex, Jenaro García, a M&A Auditores, Bolsas y Mercados Españoles (BME) y al asesor registrado EY)

9- En Internet ya se habían producido algunos comentarios sobre la estafa de Gowexcoincidiendo con la salida de la compañía de Javier Octavio, quien fuese socio de Jenaro en Iber-X. En este reportaje de Expansión podemos ver otro muy similar al del informe de Gotham(Tengo mis dudas sobre esto. O bien todo está relacionado con unas malas prácticas similares, o bien Gotham se limitó a usar rumores de internet a la hora de elaborar su texto).

Estos son los datos que me pasa mi garganta profunda particular, quien afirma no haber contribuido a sacar a la luz esta información hace tiempo por el cariño que profesa a mucha gente que queda en la empresa. Asegura también, como no podía ser de otra forma, que su salida de la misma estuvo relacionada con sus dudas sobre la ética y viabilidad. Opinad lo que queráis.

En estos días varios medios han oscilado entre la opinión “dejemos que se expliquen” y las dudas sobre los datos que aparecen reflejados en el informe de Gotham. Yo el primero. Algunos textos que podrían interesarte para seguir el tema se encuentran por aquí o aquí. Aquí tenéis el informe completo. El mismo empleado con el que hablé es el que abre el primer párrafo en esta noticia. El Economista ha contrastado además que el Ayuntamiento de Nueva York sólo ha reconocido un contrato de 660.000€ con la empresa. En El País añaden al desmentido de Telefónica el de otras operadoras. La cuenta en Twitter de Gotham City lo retuitea todo al punto. (Actualización: Daniel Lacalle habla de la necesidad de responder deprisa a este tipo de acusaciones, y Alberto Artero se trabaja las discrepancias contables)

A estas horas, por encima de todo me interesa la historia de Jenaro García. No dejo de pensar en aquella reunión que mantuvimos en 2011. Es posible colarme una mentira, seguro que incluso es muy fácil, pero en aquel momento recuerdo que pensé en lo mucho que parecía creer en aquel proyecto, lo seguro que parecía de todo.

El antiguo trabajador con el que hablé tiene su propia y demoledora teoría: “Hay algo que no funciona bien en su cabeza. En algún momento ha empezado a creerse sus propias mentiras. Incluso a mí, que estaba en la compañía y sabía cómo funcionaba todo, intentaba convencerme de que todo era como decía a los medios y a los inversores”.

¿Será verdad este extravagante perfil, que me recuerda poderosamente a la historia de Jean Claude Romand, el francés que en 1993 asesinó a su familia después de muchos años llevando una doble vida y al que José Coronado interpretó en La Vida de Nadie? ¿O es todo una vendetta orquestada por malvados rufianes movidos por motivos inconfesables y todavía hoy podemos creernos al Jenaro García que, después de varios días sin un mal tuit, presentaba esta imagen dinámica de lucha contra la injusticia sobrevenida y construida sobre alguna inocente mentirijilla o exageración?

Team working on our solid answer to market with strong support from customers and shareholders. THANKS EACH OF YOU pic.twitter.com/GTpmtKeggC

? Jenaro Garcia (@jero_net) July 3, 2014

Mientras escribo estas líneas, hay departamentos de análisis serios que aún están manteniendo valoraciones que distan mucho del cero patatero que promueve Gotham. Aún recuerdo que el año pasado Gowex era premiada como “Best New Listed company” (Mejor Nueva Empresa Cotizada)por la Comisión Europea.

A estas alturas, mis dudas sobre Gowex y su futuro son muchas y difícilmente podré volver a mi postura inicial de “esto es todo una consultora pirata que viene a forrarse”. Mientras escribo estas líneas, creo que Gowex no tiene fácil la supervivencia. No sé cuántos ladrillos de mentiras tiene el edificio de la empresa. Pero alguno hay, y mucho me temo que estén en muros maestros.

Quién me lo hubiera dicho el pasado 18 de junio, cuando Gowex firmó una relación estratégica con Cisco para soluciones de ciudades inteligentes en ciudades en la que la española aportará “innovadores modelos de negocio”. En dicha nota de prensa se describe Gowex como una compañía “que ofrece un modelo de diferenciación y un negocio atractivo a ciudades que pueden proveer WiFi y servicios de contenidos móviles inteligentes y geolocalizados gratis que ya opera con éxito en más de 90 ciudades”. ¿Qué es ahora? ¿Qué ha sido? ¿Estaban ciegos también en Cisco? Es todo muy raro.

Gowex necesita un verdadero superhombre frente al ataque de Gotham City y todo lo que lo ha acompañado. Y Batman se queda muy corto. Jenaro García necesita que el informe que se presentará el lunes y la auditoría subsiguiente arroje más luz que Linterna Verde. Sobre mi mesa descansa una libreta que me enviaron hace un tiempo. Creo que la dejaré ahí, como recordatorio.

En : Expansion

Deja un comentario