Acote el campo de búsqueda significativamente al determinar el tamaño de las etiquetas que deben imprimirse. Analice las condiciones a las que se expondrá la etiqueta y su expectativa de vida útil para determinar el método de impresión (impresión térmica directa o por transferencia térmica) y la compatibilidad que necesitan los medios. Además, las impresoras difieren significativamente en las interfaces y conectividad de red que ofrecen. Las simbologías, los gráficos y los caracteres internacionales que ofrecen también constituyen una importante diferencia. La durabilidad y el volumen de impresión también son importantes. Para la mayoría de las aplicaciones la resolución de 203 puntos por pulgada (dpi) ofrece una calidad de impresión suficiente. No obstante, si se necesita una calidad de impresión superior, por ejemplo, para etiquetas muy pequeñas o algunas simbologías bidimensionales, deben utilizarse impresoras de 300 o 600 dpi.

Posted in: Códigos de barras