Hoy el Spam le cuesta a las empresas un monto aproximado a US$20.5 billones de dólares en disminución de la productividad, como también en la inversión en protección tecnológica.

La predicción en el futuro no se ve alentadora. Se estima que la cifra de Spam pudiese alcanzar los 58 billones en los próximos años lo que incrementaría sus costos a casi US $200 billones si es que no se toman medidas. Previene.

Posted in: E-mailing