was successfully added to your cart.

Diseño responsive, una web que se adapta a los distintos tamaños

Diseño responsive, una web que se adapta a los distintos tamaños

Tener una página web que se adapte de manera automática al tamaño de tu navegador, bien sea porque la estás viendo desde cualquier tipo de dispositivo (ordenador, portátil, tablet, smartphone, etc.), bien porque estés cambiando el tamaño de tu navegador. Es lo que se conoce como diseño responsive, es decir, que responde, reacciona y se adapta al tamaño de la pantalla en la que lo estemos visualizando.

En un momento en el que los usuarios no utilizan una única plataforma para acceder a nuestra página web (los tiempos en los que el acceso a Internet se limitaba  a la pantalla de un ordenador han quedado atrás) y en el que hay casi tantos tamaños de pantalla como usuarios (especialmente en el terreno de la movilidad, donde proliferan teléfonos móviles inteligentes y tabletas de muy variado tamaño), es importante que nuestra presencia online se adapte al  tamaño de visualización de nuestros potenciales clientes. Cuando una página tiene este tipo de diseño responsive, su apariencia, sus fotos, el tamaño de la letra, la disposición de los elementos, las columnas… todo, absolutamente todo, se adapta y de manera inmediata al tamaño de nuestro navegador, de manera que el usuario no tiene que hacer “scroll” ni recorrer la página de izquierda a derecha para verla correctamente.

En algunos casos, bastará con editar la hoja de estilos CCS para tener un diseño así, pero seguramente será necesario modificar la codificación HTML de la web para dar una buena respuesta. Así, muchos responsables web deberán reformatear el tamaño de la tabla de los datos y hacer que sus imágenes sean sensibles al texto al que acompañan con el fin de que varíen su tamaño o que, incluso, lleguen a desaparecer en las situaciones más críticas.

Se trata de un importante cambio en la experiencia de usuario y, por tanto, hay que ofrecer la mejor experiencia de visualización. Esta nueva tendencia, además, también tiene una parte positiva para los desarrolladores web. Con el diseño responsive también se evita tener que hacer dos versiones de una misma página web (la normal y la móvil), una tendencia casi obligatoria hasta hace no mucho tiempo.

Pero, además, también tiene sus implicaciones en SEO. No en vano, Google ya ha señalado que penalizará en su motor de búsqueda aquellas páginas que no se vean bien desde dispositivos móviles.  Por todo ello, si aún no tienes una página web con diseño responsive, quizá sea buen momento para que te pongas manos a la obra.

Categoría: ConsejosTag: dipositivo móvil | Diseño respons

vía Diseño responsive, una web que se adapta a los distintos tamaños | 1&1 Blog.

Deja un comentario